Rescoldos 39

Educación para la igualdad

¿Son nuestras escuelas espacios para la igualdad? Si bien es cierto que en las últimas décadas la sensibilidad sobre las cuestiones de género ha aumentado en general en nuestros centros educativos, estos avances sólo han llegado en muchas ocasiones a la epidermis. Porque nuestras escuelas son instituciones deudoras y reproductoras de un sistema social que en este ámbito, como en otros, sigue en construcción. Sólo mirando nuestro contexto más inmediato, se constata una tremenda sexualización en la elección de los estudios y profesiones, un claro androcentrismo de los currículos y los materiales, un incremento de la violencia en las parejas de jóvenes y adolescentes…, por citar sólo algunos aspectos.
Ante todo ello, algunas voces y experiencias tratan de seguir abriendo espacios para cerrar la brecha entre géneros, para educar en la construcción de relaciones igualitarias, para avanzar en la normalización de todas las opciones sexuales, para eliminar la lacra de la violencia machista.
Somos conscientes de que la educación y la escuela no lo pueden todo porque son necesarias políticas que apuesten de forma decidida y sin fisuras por la igualdad – sin dudas, sin sospechas, sin criminalización de las víctimas o de quienes las defienden-. Es necesario, sobre todo, un cambio en los procesos de socialización que perpetúan y normalizan las desigualdades entre hombres y mujeres. Así que no, la escuela no lo puede todo, pero tiene la responsabilidad de hacer su parte. Tomar conciencia de la desigualdad, oponerse a ella, construir alternativas desde la comunidad, son tres elementos indispensables para la transformación social, también en la igualdad entre hombres y mujeres.
En este número 39 hemos recogido algunas reflexiones y experiencias educativas que tratan de hacer su parte, que inventan espacios aprovechando lo cotidiano para avanzar hacia la igualdad. También nos adentramos en nuestros barrios para traer la crónica de luchas, denuncias y propuestas, sin olvidarnos de esas voces que nos espolean ni de abrir un hueco para la cultura que nos inspira. Ahora, como siempre, queda en vuestras manos.

Sumario

Para la Reflexión

De nuestros barrios

Voces como coces

Hemos Oído

Hemos Leído

 

 

Si usas este sitio, aceptas las cookies. más información

Usamos cookies de Google Analytics y de WordPress para que la web funcione correctamente.

Cerrar